Tecnología Olímpica: Cómo la tecnología nos permitió disfrutar las Olimpiadas como si estuviéramos ahí mismo

Para respetar y salvaguardar la seguridad de los visitantes que acostumbran a asistir a este magnífico evento, las Olimpiadas Tokio 2020 se celebraron a puertas cerradas, pues fueron los atletas los únicos quienes pudieron ingresar a los recintos, únicamente para competir. Todo ello bajo condiciones y pruebas médicas.

Si bien es cierto que normalmente este evento era visitado por miles y visto por millones, nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Cómo es que se puede lograr que la sensación emocional del espectador hacia la participación de su atleta favorito no se pierda?

Preocupados por este gran problema, el comité Olimpico se propuso mejorar su sistema de transmisión digital a las cadenas adquisitoras de los derechos de transmisión de las olimpiadas. Yannis Exarchos, director ejecutivo del OBS (Olympic Broadcasting Services) explicó la aplicación de la tecnología como innovación en las transmisiones de los juegos.

La primera gran muestra lo tenemos en las presentaciones de la Disciplina “Tiro con arco”, donde se instalaron sensores mediante cámaras a 12 metros de los atletas para detectar las variaciones en los latidos del corazón y en la adrenalina. Esto lo lograban enfocando los rostros y analizando los cambios de color de la piel debido a la contracción de los vasos sanguíneos.

Respecto a las condiciones en tiempo real, tendremos en vivo y en directo la variación de velocidad de los atletas mientras compiten en distintas disciplinas mediante el análisis de métricas en campo y colores en la pantalla para diferenciar sus progresos. Además, en la disciplina del Basketball podremos observar grabaciones en 360° gracias a la instalación de 35 cámaras en 4K. Si bien es cierto, esto ya se hacía desde antes, lo resaltante de este año será de que en la retransmisión se podrá observar “jugadas” desde ángulos explícitos y físicamente imposibles (volumétricas), como por ejemplo: ver los movimientos por debajo de un jugador.

Este análisis de data se dará gracias a la empresa Intel, quien, en conjunto al servicio de la nube, basará sus datos según la tecnología 3DAT (3D Athlete Tracking).

Por si no fuera poco, la tecnología aplicada no solo es visual, sino también auditiva.

Para la satisfacción de los seguidores deportivos, por primera vez en la historia de las Olimpiadas, se hicieron las transmisiones en 5.1.4. que capturan los sonidos en todas las direcciones posibles para que el espectador sienta como si estuviera “dentro de la cancha”.

Y, para solucionar el vacío que dejan los espectadores al no estar presentes, el OBS ha recreado el ambiente de cada deporte y casa sede olímpica para que los atletas puedan escuchar los gritos, barras y ánimos a los que están acostumbrados al competir. Esto gracias a los audios grabadores de anteriores competencias.

Como un bono adicional, estos juegos se transmitirán en 4K HDR los cuales facilitarán un mayor rango de luz y mejor percepción cromática gracias a los 8 millones de píxeles de resolución los cuales quintuplican lo que habitualmente se puede ver en una televisión full HD. En este ámbito, también se hizo uso de una plataforma en la nube de Alibaba. Además, el cambio tecnológico va a permitir cambiar la infraestructura física que las cadenas tienen hasta el momento. Solo como un dato extra, te comentamos que la cadena pública japones NHK puso a disposición del público local un paquete de transmisión en 8K, algo que veremos en Latinoamérica al menos en unos años más.

Share this post