Robot Gusanito

¡Hola, Hola cazadores tecnológicos! Hoy llega otra edición de proyectos de Let’s Go Robot para que puedas crear desde casa. Mi nombre es Starky Hunter, y estoy aquí para que juntos emprendamos otra aventura en nuestra meta de ser constructores de robots.

Quizás no a todos les gusten los insectos. Tienen un aspecto… algo extraño.  Y si los miras muy de cerca bajo un microscopio puede que te lleves uno que otro susto.

Pero este pequeño amigo no te desagradará en lo absoluto. Es más, te garantizo que te divertirás mucho con él.

El Robot Gusanito es un compañero el cual da mucha curiosidad, sobre todo por la manera en cómo se desplaza. Pienso que este proyecto te será de mucha utilidad para abrir tu mente y descubrir que caminar o rodar no son los únicos medios que tiene un robot para avanzar.

¡Muy bien! Sin más preámbulos, empecemos con la lista de materiales que necesitaremos para este trabajo:

  • 07 palitos de helado grandes
  • 03 palitos de brocheta
  • 01 regla
  • 01 lápiz
  • 04 tapas de plástico
  • 01 palito de globo o un popote grueso
  • 01 pistola de silicona y silicona
  • 01 motorreductor de juguete
  • 01 alambre
  • 01 botella de plástico
  • 01 portapilas
  • 02 pilas
  • Cinta adhesiva
  • 01 interruptor
  • Alicate
  • Taladro

Al ver la lista de materiales, estoy seguro que te ha saltado una duda… ¿ Qué rayos es un motorreductor?. Pues, ¡qué bueno que preguntas! Déjame explicártelo en sencillas palabras, pero si quieres saber más, tendrás que investigar por tu propia cuenta.

No ahondaremos en la teoría de los motores ahora, eso lo dejaré para próximos videos y proyectos. Pero lo que tienes que saber es que un motor eléctrico es un actuador que funciona, tal cual como dice su nombre, con energía eléctrica. Su función es transformar energía eléctrica en energía mecánica. Es así como, por ejemplo, tus carros de juguete se mueven con pilas. La energía eléctrica de las pilas es transformada energía mecánica por medio del motor. Y es así que el giro del eje del motor permite que las llantas de tu carrito se muevan.

Sin embargo, un motor por sí solo no cumple todos los proyectos que queremos. Un motor eléctrico posee velocidad de giro, pero carece de bastante fuerza. Además, puede que en algún proyecto en adelante no queramos que nuestro robot, o la parte de un robot, se mueva tan rápido. Entonces tenemos que buscar un equilibro entre fuerza y velocidad.

Es aquí donde entra el reductor. Básicamente se trata de un juego de engranajes que permite obtener las dos cosas que queremos: reducir la velocidad de revoluciones y aumentar la fuerza del motor.

Si aplicas la técnica de la fusión entre estos dos componentes, el motor y el reductor, obtendrás a un increíble guerrero: el motorreductor.

Listo, ahora que cerramos paréntesis sobre este tema, continuemos con nuestro proyecto.

1. Lo primero que hay que hacer es marcar con el lápiz los palitos de helado. Marcaremos un punto a 01cm de distancia de los bordes de los 04 palitos.

2. El siguiente paso lo tienes que hacer con mucho cuidado y con la ayuda de un adulto. Debes de hacer un agujero pequeño en cada punto marcado. Lo suficiente como para que puedan pasar los palitos de brochetas.

3. Luego, medirás con la regla 08cm a uno de los palitos de brochetas y lo cortarás con el alicate.

4. Una vez realizado ello, atravesarás el palito de brocha por los agujeros que realizaste a los 04 palitos de helado, de la misma forma que te lo pongo acá abajo en la imagen.

5. Siguiente, pegarás los extremos con la pistola de silicona. Ten cuidado con la pistola, de preferencia pide ayuda a un adulto.

6. ¡Muy bien, nuestro robot ya está tomando forma. Corta los extremos de los otros 03 palitos de madera, de tal manera que sean exactamente del mismo tamaño del ancho de nuestro robot.

7. Ahora debemos pegar estas piezas con la pistola de silicona. Tal como se ve en la imagen. Si somos un poco más precisos, dos de estas piezas las debes pegar en los extremos, aproximadamente 01cm o 1.5cm abajo de los agujeros. La tercera pieza estará a la misma distancia de uno de los extremos internos. Como siempre digo, una imagen vale más que mil palabras, por lo que la foto de abajo te ayudará mucho más que yo, por el momento.

8. ¡Excelente! Si pruebas la estructura que has armado, podrás darte cuenta de que tu robot ahora se abre como un libro en ambas direcciones. Estamos en buen camino. Con el mismo cuidado que tuviste para hacer los agujeros de los palitos de madera, harás un agujero en medio de las tapas de plástico.

9. Toma los otros dos palos de brochetas. Mide 10cm en uno y 9.5cm en el otro. Luego lo cortas con el alicate.

10. Toma una tapa de plástico y pégalo con la pistola de silicona en uno de los extremos del palito recién cortado. Haz lo mismo con otra tapa de plástico y con el otro palito de brocheta. Recuerda pegarlos por dentro.

11. Estamos por darle movilidad a nuestro robot. Inserta cada palito en los agujeros de los extremos de nuestro robot. y una vez que el palito haya pasado ambos agujeros, coloca las otras dos tapas de plástico y pégalo con silicona. Ten mucho cuidado de no pegar los palitos de brocheta con los de helado. Estos necesitan estar separados y sin impedimentos de girar para que nuestro Robot Gusanito pueda moverse.

12. Esta parte es muy escencial, así que pon muchísima atención. El Gusano Robot no debe moverse muy rápido, de por sí, los gusanos son lentos, por lo que deberá de moverse al mismo ritmo que se mueve en engrane más lento de tu motorreductor. El problema con el que nos encontramos es la de cómo unir ese engrane con la estructura de nuestro robot.

Es aquí donde entra nuestro ingenio y buscamos soluciones a nuestros problemas. Toma el alambre, tiene que ser uno lo suficiente rígido para que no se doble con facilidad, pero lo bastante dúctil para que puedas doblarlo con el alicate.

a. Toma el alicate por un extremo y haz un doblez hacia abajo de poco más de 90°. Tal como se ve en la figura.

b. Bien, ahora desde el último ángulo que hiciste, vuelve a sujetar el alambre con el alicate y haz un doblez de 90° hacia la izquierda.

c. Ahora, en el mismo plano, vuelve a tomar el alambre desde el último ángulo y haz un doblez hacia abajo.

d. Por último, toma el alambra con el alicate desde el último ángulo, y haz un doblez hacia arriba.

e. Solo queda que hagas un corte a unos 2cm de distancia del último ángulo que hiciste. Debería de quedarte como la imagen de abajo.

Si es que no te salió como la imagen, no te frustres, vuelve a intentarlo.

13. Coloca silicona en el engrane que generará el movimiento del gusano y pega el alambre desde el primer lado que doblaste, tal cual en la imagen.

14. En la cara inferior del motorreductor, échale silicona y pégalo dentro de la estructura del robot.

15. En la otra cara del robot, en la cara opuesta del motorreductor, haz un pequeño agujero en donde entre un palito de brocheta. E inserta ese palito en el agujero y pégalo con silicona. El largo del palito debe ser corto, quizás no más de la mitad del ancho de la estructura.

16. ¡Ya estamos cerca! ¡No te rindas! Toma un popote y hazle 02 agujeros en los extremos del mismo tamaño que los palitos de brocheta. Colócalo entre el palito que acabamos de pegar y el alambre adherido al motorreductor.

17. Debemos asegurarnos de que el popote no se salgo producto del movimiento del robot, pero tampoco podemos pegarlo a los palitos porque eso lo inmovilizaría y el robot no podría avanzar. La forma más sencilla de remediar esto es colocar unos “sellos” de silicona. Echa silicona, tanto en el palito como en el alambre, A LOS COSTADOS del popote. Así crearemos una especie de “bloque” que impedirá que se salga.

18. ¡Buen trabajo! Sin embargo, nos hemos topado con otro inconveniente. (Alerta de spoiler) Si dejamos el robot así tal cual, pues no avanzará del todo bien. Porque las 04 ruedas pueden girar en sus dos sentidos, y no habrá fricción suficiente para que el gusano pueda avanzar en un solo sentido.

Entonces, debemos buscar ese “freno” a un par de ruedas del robot para que pueda avanzar en un solo sentido…. ¿Cómo hacemos eso?

Pues no es necesario que hagas una investigación científica para encontrar la solución (aunque la idea suena interesante).

De una botella de plástico, corta 02 pedazos pequeños en forma de… ¿”casita”?. Bauticémoslo y patentémoslo con ese nombre a la forma. En fin, como te iba diciendo,  corta dos pedazos de pástico en forma de CASITA (nombre patentado por Let’s Go Robot) y pega uno a cada lado muy cerca de las ruedas. El techo del plástico en forma de CASITA debe de rozar con la rueda.

De esta manera, la punta del plástico rozará sin problemas cuando el motorreductor dé media vuelta, pero al momento de completarla la rueda ya no girará más porque el plástico se lo impedirá, logrando que nuestro robot avance sin problemas.

19. Lo último que falta es hacer la conexión eléctrica para que todo marche por su propia cuenta. Pega el portapilas en el extremo opuesto de donde se encuentra el motorreductor, y el interruptor en la paleta que se encuentra entre ellos dos. Tal como la imagen de abajo.

20. Si es que ya haz realizado nuestro primer proyecto, entonces entender esto será pan comido. Es literalmente lo mismo. Une los cables negros del motorreductor y del portapilas con silicona. Y por último, coloca los cables rojos de cada uno en cada patita del interruptor. Pan comido.

Ahora solo debes colocar las pilas y ¡Listo! Ya construiste tu primer Robot Gusano. Ahora ve al patio y diviértete con él. (Solo ten cuidado con las palomas o gatos… suelen confundirlo con un gusano de verdad :c ).

Solemos tener muchos objetivos y metas que podrían llegar a verse inalcanzables. Y puede que se vean así porque son metas de largo plazo, y cómo no vemos de inmediato los resultados que queremos, nos desanimamos. Pero existe una forma de arreglar esto. No cambies tu meta, pero divídela en pequeños éxitos alcanzables, TAL COMO LO HEMOS HECHO EN ESTE PROYECTO.

Quizás a primera vista, si es que es tu primera vez que haces un robot, puede que te haya intimidado un poco el proyecto o te pareciese muy complicado. Pero mira que si lo dividimos en cortos y muy sencillos pasos individuales podremos alcanzar nuestro objetivo con mucha mayor facilidad.

Quiero decirte que tanto el equipo de Let’s Go Robot y yo estamos muy orgulloso de tus éxitos, y te motivamos a que sigas realizando otros proyectos que puedan interesarte, así también con los que te traeremos próximamente.

Mi nombre es Starky Hunter, y hagas lo que hagas, no dejes de aprender.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=oQX-DEiBhpI

Share this post